martes, 11 de diciembre de 2007

Entrevista a Tim Brown


Hoy y de nuevo gracias a la cesión del material publicado en "Soul Time" editado por A. Franquet, tenemos una entrevista a uno de los pilares de la escena northern soul....con todos ustedes, TIM BROWN!


‑¿Cuándo te interesaste por el soul y coleccionar discos?

‑A principio de los setenta era donde había que estar y donde ser visto en esta área de Inglaterra, en el norte.

‑Tú colección es una de las mejores del país, ¿cuántos discos

tienes? ¿Cómo los organizas, porque debes necesitar toda una

habitación?

‑Debo tener unos 25.000 o 26.000 singles y unos 3.000 o 4.000

LP's, todos organizados y clasificados por los nombres de los

artistas. Los guardo en una habitación especial de diez metros

por cinco. Es la única manera. (esta entrevista fue realizada hace unos años, ¿Cuánto habrá aumentado esa colección?

‑Tienes una de las dos copias que existen del "Do I love you" de Frank Wilson, el disco de soul más raro. ¿Cómo lo conseguiste? Además, creo que Martin Koppel, tu socio de Goldmine Records, tiene la otra copia.

‑Se lo compré al disc‑jockey Kev Roberts, que ya era la cuarta

persona que había sido propietaria de ese disco. Martin Koppel

consiguió su copia cuando le compró toda su colección de discos a Ron Murphy, de Detroit. Ron Murphy nos ha ayudado en muchos CD's de Goldmine y puedo afirmar que tenía la mejor colección de discos de Motown del mundo.

‑¿Con discos tan caros, debes tener algún tipo de seguro de robo o algo parecido?

‑No, asegurar los discos, aunque sean tan raros, no es del todo viable en Gran Bretaña.

‑A parte de ése, ¿cuáles son los otros discos más raros que

tienes?

‑Pues piezas únicas como el "Try me for your new love" de Junior McCants en el sello King o "Because of my heart" de Frank Beverly en el sello Rouser.

‑El vendedor de discos y disc‑jockey Adey Pierce vendió hace poco toda su colección de singles de Detroit en una subasta pública. Eran discos de casi todos los sellos y debía haber casi mil discos. Eso debe ser bastante doloroso. ¿Harías lo mismo?

‑Bueno, yo creo que ningún coleccionista serio nunca se vendería una colección como ésa solamente por el dinero. Yo no me veo vendiendo mis discos. Claro que tampoco me arriesgaría, por ejemplo, a perder a mi mujer o a mi familia por culpa de unos discos.

‑Habrás estado en Estados Unidos ¿Encontraste algo especial en

Detroit, por ejemplo?.

‑Sí, he estado allí con Martin Koppel, que vive en Canadá, cerca de Detroit. Martin ya tenía lo mejor del soul de Detroit hace veinte años. Yo he estado allí pero no encontré nada especial. Curiosamente, mi mejor hallazgo buscando discos ha sido en Inglaterra. Encontré el single de George Pepp "The feeling is real" del sello de Nueva Orleans Coleman por dos libras hace unos cinco años, cuando en realidad vale unas 800 libras.

‑A veces debe ser imposible encontrar a los propietarios de las canciones que publicáis en los CD's de Goldmine. ¿Cómo se

consiguen entonces los derechos? ¿Cómo trabaja la US Copyright

Service?

‑Bueno, es muy complicado explicar todo el proceso, pero lo que hay que recordar es que los dueños de los sellos o los autores de las canciones deben estar organizados porque, en el caso contrario, no podrán reclamar el dinero que las casas de

reediciones pagamos.

‑Gracias a tus contactos y tu trabajo en Goldmine debes haber hablado con artistas americanos. ¿Cuál es su reacción al saber que sus discos son tan valorados y que, al final, han sido apreciados musicalmente?

‑Bueno, hay muchas situaciones diferentes y cada artista tiene su propia personalidad. Cuando les explicas eso, la mayoría se

alegra de que les haya llegado el reconocimiento, aunque algunos también se enfadan y se ponen tristes al pensar que les llega tarde o que no pueden sacar ningún beneficio. He visto de todo.

‑Tú no sueles hacer de dj muy frecuentemente, pero ¿qué pinchas en sus spots?

‑Yo siempre apuesto por descubrimientos y novedades, ya sean de los sesenta o de los setenta. Nada de oldies.

‑¿Nos puedes recomendar algunas novedades de los sesenta?

‑Acabo de encontrar un disco fantástico, pero por el momento lo voy a mantener en secreto para ver si puedo encontrar más copias. Otros que recomiendo son Meridians en el sello Parnassus, King Cobras en el sello Seneca o Stormy Weather en Mercury Records. (Han pasado los años y temas como el de los Meridians son todo unos rompepistas en las allnighters)

‑¿Y novedades de soul moderno?

‑Muchas, muchas. La escena northern ahora ya está por encima de los años, comparándose en mentalidad con la escena del modern soul. Por eso, la escena northern ha estado haciendo

descubrimientos en ese campo del modern soul desde hace tiempo. Por ejemplo, yo estuve defendiendo durante 18 años el "I don't do this" de Sidney Joe Quails (tema de un LP del sello 20th Century) y ahora esta canción se ha consolidado también en la escena northern.

‑¿Cuál sería tu top‑ten de tu vida?

‑Sería demasiado difícil, porque me gustan muchas cosas que no

son northern, pero mi canción favorita de todos los tiempos es el "Open the door to your heart" de Darrell Banks (sello Revilot). De la Motown, mi favorito de siempre es "Baby I'm for real" de los Originals en el sello Soul.

Three Tim Brown Bombs

Hemos escogido comentar algunos discos que tiene nuestro personaje en su casa para que se comprenda la importancia de su colección.

"Do I love you" Frank Wilson (Soul, Ref. 35019)

"Do I love you" necesita pocas presentaciones. Es el disco más raro de soul. Sólo existen dos copias de esta canción que el productor de Motown Frank Wilson, que se encargaba de trabajar en la zona de California durante los 60 para preparar el traslado de Motown a Los Angeles en los 70, hizo grabar a la rubia Chris Clark en la subsidiaria Soul. El mismo Wilson llegó grabó la canción, pero nunca pasó de ser un disco promocional y nunca se vendió al público.

En la escena northern fue una bomba a mitad de los 70 al ser pinchado en el Wigan Casino, al principio tapando la identidad del disco con el pseudónimo de Eddie Foster en lugar de Frank Wilson. La filial inglesa de Tamla Motown decidió editarlo en Gran Bretaña en noviembre de 1979 (referencia 1170) para cubrir la demanda que había después de que se popularizase tanto en Wigan. Existen también bootlegs humillantes con un diseño horrible como la del sello "Boot Records". En 1991 el disco se valoró en 5.000 libras, mientras que Tim Brown lo tasa ahora en 8.000 libras, un precio desorbitado por el cual se rumorea que Martin Koppel, el hombre en Canadá de Goldmine, se lo ha vendido recientemente a un coleccionista inglés.

"Try me for your new love" Junior McCants (King, ref. 6106)

El sello de Cinncinatti King Records tenía un elenco de artistas comerciales, como James Brown, y no es un sello con discos muy raros. Por eso, la rareza de este single. Además, se da la coincidencia de que "Try me for your new love" de Junior McCants comparte el mismo número de referencia que un disco reeditado de Billy Ward & The Dominoes, un grupo vocal de éxito a final de los años cincuenta y principio de los sesenta.

Este single tiene el honor de ser el primero que se vendio en Inglaterra por más de 1.000 libras. Concretamente fue en 1.500. Pat Brady encontró un acetato de ese disco del sello King por 40 libras y lo hizo popular en el club Top of The World de Sttanford a mitad de los años ochenta. Sólo se conoce otra copia del single. Ahora, Tim Brown valora "Try me for your new love" en 2.500 libras

Junior McCants tiene otro disco en el sello King, "The boy needs a girl", con la referencia 6076, pero es fácil de encontrar y sólo vale 10 libras.

‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑‑

"Because of my heart" The Butlers with Frank Beverly (Rouser, Ref. 1017)

Otro clásico northern que ha aparecido en muchas recopilaciones, pero que como single original es rarísimo, tanto como que existe sólo una copia de esta canción en el sello Rouser, una casa de discos de Washington propiedad del productor del single Tommy Rouse. Tim Brown valora el single en dos mil libras. "Because of my heart" también apareció en el sello Fairmount, donde no es tan caro.

3 comentarios:

Alex M F dijo...

Hay pocas cosas que añadir a la entrevista con Tim Brown porque cuando la he vuelto a leer (hace tantos años que escribí esa entrevista...) me he dado cuenta de que parecíamos dos locos hablando de dinero, más que de música. Pero es que con alguien así no puedes evitar hablar de dinero.

Sólo añadir la curiosidad que uno de los faces mods franceses de toda la vida, Stephane Yver, alias Doc, de Paris, solía comprarle tantos discos de vinilo a Tim Brown que una vez Tim Brown le regaló muchos CD's de Goldmine como compensación por las fortunas de dinero que Doc se fundía en la casa de Tim Brown.

Si yo fuera arquitecto y viviera y trabajara en París, como Doc, posiblemente también le compraría tantos discos a Tim Brown.

¡Arquitectos! ¡Cuánto cobran estos personajes! ¡Abajo el capitalismo y la arquitectura! ¡Tim Brown debería colectivizar su colección de discos! Yo me pido su "Do I love you". ¿Tú cuál quieres, Albert? ¿Te va bien quedarte con su Frank Beverly?

Sergio s.m.a.r.t. dijo...

Fue la primera persona que escuche pinchar el Catch that teardrop en Prestatyn hace años... eso sí la camisa de la Union Jack que llevaba era para haberle matado... y haberse quedado con los discos ;-)

Anónimo dijo...

Muy buena la entrevista, sabes algo del parón de Goldmine, llevan ya un tiempo sin sacar nada.

Un saludo y gracias por tu trabajo.